La IndyCar tuvo el domingo en el óvalo de Fontana, en California, una de las carreras más emocionantes y exigentes para los pilotos de la categoría en los últimos años. La MAVTV 500, undécima válida de la temporada se convirtió en una exigente prueba en la que se hicieron presentes los accidentes y banderas amarillas, con 14 pilotos liderando, entre ellos los colombianos Juan Pablo Montoya (lidero 5 vueltas) y Carlos Muñoz (lidero 14 vueltas seguidas). Al final la carrera la ganó Graham Rahal.

El mejor colombiano fue Juan Pablo Montoya quien terminó cuarto. Hizo una gran carrera, de nuevo demostró su sobrado talento al volante, esquivó accidentes, se defendió y se mantiene como líder del campeonato. Carlos Muñoz cruzó la meta en la undécima posición, lidero la carrera y cuando todo indicaba que podía terminar en el top 5, un daño en su vehículo ocasionado por el choque de un rival le quitó la posibilidad.

Gabby Chaves por su parte enfrentó una de sus más difíciles pruebas en la IndyCar, no pudo tomar la partida  con el grupo por problemas con el radio de comunicación y debió hacerlo con 14 giros perdidos, salió a la pista a  darlo todo como es habitual en él y cruzó la meta veinte pero se mantiene como el mejor novato de la serie y mantiene su propio récord de haber terminado todas las carreras.

Los Protagonistas

Montoya logró otro top-5 y sigue de líder

 

Aparte de su talento natural, la suerte acompañó al bogotano durante esta carrera. A pesar de haber rodado en la punta y en el grupo líder durante toda la competencia, equivó dos de los accidentes que se presentaron. En ambos casos, los reflejos de Montoya salvaron su carrera.

Con un auto en óptimas condiciones luego de su última detención (“no me hagan nada, no toquen el carro” se escuchó en su radio durante su parada en boxes), Montoya atacó desde la novena posición a 20 giros del final hasta el cuarto lugar en la meta. Pudo haber ido más allá, pero la carrera se cortó en la vuelta 249 cuando un fuerte accidente de Ryan Hunter-Reay y Ryan Briscoe obligó a terminar la competencia bajo bandera amarilla.

Will Power y Helio Castroneves, coequiperos de Juan Pablo y rivales por el campeonato, debieron abandonar por accidentes, lo que le ha favorecido para sacarles más puntos de ventaja.

Entretanto Scott Dixon, el otro piloto en discordia por el título, terminó en la sexta posición.

“Fue una carrera intensa e hicimos lo que debíamos hacer. Tuvimos un buen auto Chevy. Cuando Will (Power) y Helio (Castroneves) chocaron, mi único objetivo se convirtió en terminar por delante de Dixon y lo conseguimos. Buen trabajo de todos hoy”, opinó Montoya.

 

tomado de la pagina federacion colombiana de automovilismo deportivo

Deja un comentario
Reservas
close slider